Eventos en directo en los podcast. ¿Es buena idea?

En esta ocasión voy a opinar sobre una cuestión que hace tiempo que me ronda por la cabeza: los eventos en directo. Como seres sociables los encuentros en persona nos atraen, y más en iniciativas minoritarias. Porque las utilizamos para confirmar que no estamos solos y que existen otras personas con las que podemos compartir nuestra afición. Pero… ¿se están enfocando bien? Con los resultados que voy observando os adelanto que mi valoración es: no.

PodNight Barcelona

Las PodNights son encuentros mensuales que se realizan en varias ciudades de España y que también en México ha habido alguna edición. En ellas un programa realiza en directo un episodio y posteriormente se hace una cena o una ronda de bebidas. Con esto se intenta que los podcast de una zona puedan conectar con su audiencia y en la segunda parte, que los creadores se conozcan y salgan posibles colaboraciones. Además como suelen ser lugares de restauración, se les da algo económico por la cesión del espacio.

Por hacerse en la ciudad que vivo, el evento que he tenido más conocimiento es Barcelona. Y sí hablo en pasado porque desgraciadamente en 2019 tuvo que dejarse de hacer. Hubieron varios motivos como no encontrar un lugar estable para realizar la actividad, otra que los asistentes pinchábamos mucho… y la tercera: los creadores no querían participar. Es en esta última acción donde me quiero centrar porque fue donde más énfasis hizo el organizador.

Nos confesó que era una frustración hablar con creadores y que le dieran largas o directamente, no se animaran a participar. A mí no me extraña esa reacción porque confirma lo que ya comenté hace unas semanas: los podcast no son la radio. Emitir en directo es un espíritu que muy pocos podcasters se sienten cómodos. Somos animales de la edición y si unes que muchos programas los colaboradores no son de la misma ciudad y se hacen a distancia, tienes el cóctel final para que una emisión en vivo no prospere. En mi caso me lo ofrecieron después de vivir un Radiotón y tras comprobar las dificultades que tiene Marveliana Tecnóloga para realizar un episodio en vivo, reconozco que fui una de las personas que dije que no a la propuesta inicial. Y que solo me animaba si alguien realizaba un coloquio y aparecía como participante o colaboradora especial.

La magia de a la carta

Y como público, nos estamos acostumbrando a ser una sociedad casera. Preferimos ver cuando queramos en las plataformas digitales las películas antes que ir a las salas de cine. Y los podcast se mueven con el mismo patrón. Su éxito reside en que no tienes que esperar una hora en concreto, si no que en cuando aparece la notificación de un programa, cuando te apetezca o tengas tiempo lo escuchas tranquilamente. Como si tiene que ser a fascículos.

Además estos eventos en directo tiene otro problema: ¿y si no te gusta el programa invitado? Tenemos tantos compañeros que es difícil conocerlos a todos. Os diré que de todas las PodNight Barcelona que se convocaron en 2019, solo conocía dos creadores. El resto eran un misterio que sintiéndolo mucho pero… no me iba a arriesgar a conocerlos en el directo. Porque de no gustarme era no solo perder el tiempo, si no que había tenido que organizar la jornada para asistir y el transporte, que por la zona donde se movía no me era fácil acceder.

El segundo error que a mí no me hacía conectar con ese evento eran los invitados. Casi todos los podcast que aceptaban asistir eran un perfil específico de juegos de rol o de programas tertulia demasiado masculinos. Y diez minutos o si me apuras veinte puedo aguantar, pero la hora que constaba esta iniciativa terminaba haciéndose muy dura.

JPod Gijón 2020

Pero hay otros tipos de eventos en directo, como por ejemplo las JPod. Y estos sí creo que es positivo y necesario que se celebren. El primer handicap a su favor es la periodicidad. Al ser anuales, puedes hacer que la gente se reúna más fácilmente. Y después que no solo ofreces el tema de emisión en directo, si no que se realizan charlas y talleres. Un punto jugoso y más en un sector que está tan en pañales y que aún estamos experimentando todos.

Mientras que el enemigo de estas iniciativas es el fenómeno de la exclusión. Muchos son asociaciones quienes las organizan, así que los miembros menos activos o para los independientes, puede nacer la sensación de incomodidad. Ya sea porque pueden tener un nivel superior a los ponentes seleccionados y consideren que deberían formar parte del evento y no ser simples espectadores. O que en los momentos de comidas o actividades para hacer red de contactos, se sientan excluidos. Este punto lo tienen también las PodNights y entiendo que fue ese factor el que hizo que no cuajaran en Barcelona.

Pero vuelvo a la JPod. En concreto en la edición del 2020 que se celebra del 20 al 22 de marzo, las emisiones en directo han tenido el problema descrito anteriormente. Una de las asociaciones que participa envió a sus socios la invitación de que se hiciera un programa en vivo. ¿La respuesta? Que solo se ha presentado una candidatura. Y se nota que ha molestado el hecho por dejar claro que iba a ser esa persona por ser la única que había mostrado interés. Y es por eso que no tengo ninguna duda que esta idea obsesiva que tienen los organizadores de estos eventos, debería de desaparecer.

Más encuentro y conexión

Los podcasters no somos una comunidad pasiva de consumir, si no que somos creadores. Así que tenemos ego y ganas de mejorar nuestros espacios. Por ello si se celebran eventos en directo para nosotros, deberían cubrir estas necesidades. Es por eso que indico que los talleres y conferencias son interesantes y que deben seguir. Pero las emisiones en directo… deberían cambiarse. Una posible solución sería hacer más énfasis en coloquios abiertos para que los asistentes y los expertos escogidos pudieran debatir entre ellos. Con esto, conseguiríamos conectar y romper la barrera de la timidez que los networking típicos tanto apuro dan.

Lorena Rivera - Festival Femenino Online es uno de los eventos en directo que se celebra este mes de marzo

La otra opción que al menos los compañeros del continente americano están demostrando que en estos tiempos es viable, es adaptarnos al formato online. Un ejemplo de ello aunque no sea del universo del podcast, es el Festival Femenino Online 2020. Y es que la gente ya está acostumbrada a consumir materiales digitales por plataformas y como ya he destacado: somos cada vez más una sociedad de estar en casa. Así que antes de un viaje, preferimos conectar desde el ordenador y disfrutar de las charlas. O si permiten ver los materiales a posteriori, repetirlas tantas veces como queramos.

Es una reflexión importante y que creo que si queremos que sobrevivan los eventos en directo, quizás deberíamos de pensar en integrarla. Si no totalmente, al menos la cita que organicemos debería de incluir la opción de poderse consumir en streaming. O buscar otras soluciones creativas, pero sí creo que el modelo actual que se ofrece, es caduco y necesita un nuevo enfoque urgente.

Últimas entradas de Vanessa Calonge (ver todo)

2
Nos gustan los comentarios. ¡Esperamos el tuyo!

avatar
1 Responder al comentario
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más interacciones
Comentario estrella
2 Autores de comentarios
Vanessa CalongeMiguel Pujante Autores de comentarios recientes
más nuevo más antiguo más votado
Miguel Pujante
Lector

Hola Capitana Voy a discrepar en algunas cosas. Pienso que los organizadores lo hacen “mal” por qué nadie que lo haga “bien” se pone a organizar. Estamos acostumbrados a consumir contenidos enlatados, tanto que si tenemos que hacer algo por disponer de ellos ya no nos interesa. Preferimos pagar a jugar a hacer importante un “algo’. Entiendo que los que están dispuestos a hacer el esfuerzo de participar hablen de su libro y no del que quieres que te hablen. Por qué igual que acostumbramos a consumir en lata los creadores hacen lo mismo. Es más fácil enlatar en pijama… Leer más »